15 noviembre, 2010

Niños de hoy

Trabajar con las pequeñas-grandes mentes, tiene sus pros y sus contras. En ocasiones es miel sobre hojuelas y en otras es el infierno mismo. Trabajar con niños es muy agotador... pero también satisfactorio.  Su energía no tiene fin... son como enanitos permanentemente dopados =P















Ok, ok... no todos:












Pero eso sí: nunca es aburrido

¿Alguien más quiere ser Maestro?




A todos los Maestros: feliz puente. ¡Ah! y recarguen energías porque la "batalla" continúa el martes. 



Nota: Todas las fotos usadas en ésta entrada son de mi autoría, y ningún niño fué dañado ó alcoholizado , ni maestro alguno quedado loco (al menos durante la toma de las mismas).

2 comentarios:

{{El Diablo}} dijo...

Definitivamente, yo no podría...sólo aguanto uno a la vez XD


Saludos Enfermos.

PAZ! dijo...

Yo decía lo mismo. Ahora creo que algo muy, muy malo hice mi vida pasada y en ésta lo estoy pagando :P

Saludos!